Sáb. Mar 6th, 2021

Luego de un proceso concursal de 10 años, la Junta de Acreedores de la empresa minero metalúrgica Doe Run Perú (DRP) inició este jueves el proceso denominado ‘Dación en Pago’, con lo cual se espera saldar parte de la deuda que tiene Doe Run con sus trabajadores y ex trabajadores, la cual asciende a US$ 153 millones.

En una conferencia virtual realizada este jueves donde se firmó el convenio para la dación en pago, Carlos Carrizales, administrador concursal de Doe Run Perú, encargado de la reestructuración empresarial de estos activos, explicó que con la firma del convenio en mención se transferirá el Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) a una nueva compañía denominada Nueva La Oroya S.A., cuyas acciones serán de propiedad de todos los acreedores laborales de Doe Run que quieran “canjear” su deuda laboral por acciones de la compañía.

“La dación en pago en ese sentido es un proceso voluntario”, sostuvo.

Precisó que la dación en pago beneficiará a la totalidad de ex trabajadores, trabajadores, tanto del complejo La Oroya como de la unidad minera Cobriza, a los que actualmente la compañía les deben dinero por diversos conceptos por más de 10 años.

De este modo, dijo que existe un universo de 3,500 trabajadores y ex trabajadores que incluye a los jubilados, la sucesiones de aquellos trabajadores que hubieran fallecido, los trabajadores que están en situación de suspensión y quienes están en situación de activo.

Agregó que al tener la nueva compañía La Oroya S.A., estas acciones van a tener un valor económico, tanto por la propiedad del complejo como por la capacidad futura del complejo de generar utilidades a partir de nuevas operaciones comerciales.

Carrizales mencionó, además, que tras el proceso de transferencia a las nuevas compañías, La Oroya y la minera Cobriza, se procederá a liquidar Doe Run en un plazo de 180 días.

“Queda ante un juez y pedir la quiebra judicial de la compañía, con lo que deja de existir y todas las deudas que no se pagaron a los demás acreedores se extinguen”, dijo.

Futuros accionistas

Carrilzales precisó que de adherirse a la dación en pago, los trabajadores y ex trabajadores pasarán a tener una condición de accionistas y serán ellos quienes decidan sobre el futuro del complejo metalúrgico.

Al respecto, el representante de los Acreedores Laborales, Luis Castillo, indicó que dentro de sus planes sí se encuentra reactivar el Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO), para lo cual ya se ha venido trabajando con un equipo técnico. Agregó ya se tienen precontratos para iniciar la producción del circuito de plomo.

“La Oroya tiene un potencial en cuanto a se refiere a mantenimiento, reparación de equipos y preparación de todo lo que se requieren en las minas. La Oroya era el centro de operaciones donde se reparaban todos los equipos de las nueve unidades mineras que tenía Centromin y en ese sentido tenemos tremendos equipos o talleres donde se hacen estructuras metálicas”, explicó.

Aquellos trabajadores que opten por el proceso de dación en pago deberán ingresar al portal dacionenpagodoerun.pe a partir del lunes 15 de junio, en donde deberán llenar los respectivos formularios de actualización de datos.

Castillo detalló que este sábado 13 de junio a las 10:00 a.m. se realizará una asamblea virtual para resolver las dudas respecto a este proceso.

Por admin


Déjanos tu opinión!