Cuestión de confianza: Expectativas sobre inversión privada continuarían en deterioro

en: Construcción/Noticias

La inversión privada fue uno de los motores de crecimiento de la actividad económica en el primer trimestre. Sin embargo, la cifra alcanzada de 2,9% en este período oculta el deterioro de la inversión proveniente del sector no minero que cae desde el tercer trimestre del 2018.

Dicha inversión disminuyó 0,5% entre enero y febrero, mientras que la minera aumentó 36,7%. Además, casi todos los indicadores de expectativas empresariales se redujeron en abril.

Varios son los factores que explican la contracción de la inversión no minera, entre ellos, la inestabilidad política y la guerra comercial, según los expertos consultados por este Diario. Dicha caída continuaría en el corto plazo, debido a la aprobación del Consejo de Ministros de pedir la cuestión de confianza al Congreso.

A decir de Luis Eduardo Falen, jefe de análisis macroeconómico del área de Análisis y Estrategia de Intéligo, si se toma en cuenta la experiencia del conflicto entre el Congreso y el Ejecutivo durante la presidencia de Pedro Pablo Kuczynski, las tensiones políticas podrían reducir hasta en 10 puntos la confianza empresarial y hasta en 2 puntos porcentuales el crecimiento de la inversión privada.

Inversión privada

“Hay que tener en cuenta que el factor que podría mover la aguja en el deterioro de las expectativas es la posibilidad de un cambio en las reglas de juego. En el caso de que se dé un cierre del Congreso podría generar incertidumbre, toda vez que es en el Congreso en donde se aprueban las regulaciones. Ahí se definen las reglas de juego”, comentó el economista.

Falen mencionó que las tensiones políticas incluso podrían desviar la atención del gobierno en la ejecución de proyectos importantes, así como en reducir la sobrerregulación.

“Un eventual cierre del Congreso podría tener un impacto mayor de lo que sucedió con PPK”, subrayó.

LARGO PLAZO

Por su parte, el profesor de la Universidad del Pacífico Enzo Defilippi sostuvo que el enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo afectaría las expectativas de los consumidores, lo que tendría a su vez impacto en la confianza de los empresarios y por último afectaría el crecimiento de la economía en el corto plazo.

Sin embargo, para Defilippi que la economía se vea afectada en el corto plazo, producto de las reformas del Poder Judicial y del sistema político, podría ser justificable si estas reformas ayudan a fortalecer la institucionalidad del país, dado que esta tiene un impacto positivo en el crecimiento de la economía, en el largo plazo.

Inversión minera

“¿Vale la pena sufrir una reducción en el crecimiento de corto plazo para tener una ganancia de largo plazo como la que implica la reforma política? Yo creo que sí. Necesitamos construir un mejor país, y si eso nos cuesta unas décimas en el PBI, pues vale la pena pagarlo”, comentó el economista.

No obstante, a los riesgos internos se suman los externos como la guerra comercial. Para Daniel Córdova, jefe de equity research para el Perú de Credicorp Capital, “estamos en una situación de incertidumbre sobre el desempeño de la guerra comercial”.

Empero, el riesgo podría ser atenuado si la inversión pública se recupera, de manera que al tercer trimestre se produzca un efecto positivo que atenúe la inversión no minera


Déjanos tu opinión!