Jue. Feb 25th, 2021

Más de cuatro años después de haber decidido incursionar en el mercado hotelero, V&V Grupo Inmobiliario –que tiene su foco en el segmento residencial– anuncia su tercera apuesta en el sector y, por segunda vez, lo hará de la mano de la cadena Marriott International.

El nuevo Moxy Hotels, la marca de Marriott enfocada en los millennials, demandará alrededor de US$28 millones en su construcción, y –a diferencia de los dos primeros hoteles de la firma de capitales peruanos– se trata de un proyecto mixto, ubicado en plena avenida Larco, en Miraflores, en donde además del servicio de hotelería ofrecerán departamentos a la venta.

“Como consecuencia de la pandemia se ajustaron ligeramente algunos parámetros de inversión, se reformuló el proyecto que después de haberse lanzado a la venta hace unas semana mantiene las expectativas de abrir sus puertas en el primer semestre del 2025 aproximadamente”, señala Nicolás Labarthe, director comercial de V&V Grupo Inmobiliario.

PRIMERAS APUESTAS

Tal como explica el ejecutivo, el ingreso de V&V al sector hotelero se produjo en el 2016, cuando se tomó la decisión de ejecutar el InnSide by Meliá, en Miraflores, al que le siguió Fairfield by Marriott, también en el mismo distrito. Y decidieron incursionar en un segmento distinto al de vivienda con el objetivo de diversificar su portafolio.

“Nuestra empresa viene teniendo un crecimiento sostenido muy importante en los últimos cinco años y, como parte de nuestra gestión de riesgo nuestras inversiones, tomamos la decisión de diversificar el portafolio de la empresa y que un porcentaje de esté compuesto de activos que generen flujos de caja. Ese es el objetivo que perseguimos al incursionar en este tipo de activos (hoteles)”, indica.

PORTAFOLIO AL ALZA

Respecto a nuevas aperturas, Nicolás Labarthe sostiene que dicho plan está en constante evaluación, tanto para el segmento de hoteles como para otros segmentos en los que se podría entrar pero, por el momento, no hay una decisión definitiva al respecto.

“Las decisiones de inversión de los proyectos que tenemos en el sector, tanto los que están operando como el que tenemos en ejecución, fueron tomadas en un contexto muy distinto al de ahora. Sin embargo, las razones fundamentales detrás de esas decisiones se mantienen y la meta para las inversiones que se tienen es que se conviertan en un flujo constante y permanente para el grupo”, añade.

Por esa razón, en el caso específico del segmento hotelero, estima que en cinco años podrían representar un valor de entre US$50 millones y US$60 millones y, aproximadamente, 450 habitaciones, lo que les serviría para seguir ganando terreno como porcentaje total de sus inversiones.

“En principio, podríamos estar pensando que un 10% o 15% del porcentaje total de las inversiones del grupo se destinarían a este tipo de proyectos en el largo plazo. Aunque, por el momento es difícil determinar con exactitud ese valor, sobre todo hasta que no tengamos un poco más claridad respecto a la evolución de la pandemia y la recuperación del sector”, remarca.

Sobre la modalidad de inversión que mantienen con las cadenas hoteleras con las que tienen presencia, el ejecutivo indica que ingresan bajo la figura de ‘owner’ y las cadenas son las encargadas de proveer varios servicios como el uso de la bandera (marca), los servicios de comercialización internacionales, los servicios de soporte de infraestructura de la marca y el servicio de administración del hotel.

“En los acuerdos con las cadenas tenemos la posibilidad de que, si en el futuro, decidiéramos que es conveniente, podemos encargarnos de la administración del hotel nosotros mismos o a través de un tercero”, asegura.

Por admin


Déjanos tu opinión!