Jue. Sep 24th, 2020

El último semanario de Comex da cuenta que la ejecución en actividades y proyectos de los gobiernos locales hasta octubre, asciende al 54.7% del presupuesto asignado. Si bien esta cifra ya es baja a dos meses de cerrar el año, existen casos que reflejan una situación alarmante.

Dado que 46 municipalidades (2.5% del total) tienen una ejecución menor al 20% y 229 han ejecutado entre un 20% y 40%. En cifras más claras –refiere el gremio– tenemos casi un tercio de los distritos del país (530) que han ejecutado menos de la mitad de su presupuesto.

“Si bien la ejecución es un indicador imperfecto de las capacidades municipales y deberíamos complementar esta mirada con la calidad de su gasto, un bajo avance presupuestal evidencia que hay dinero que debiera invertirse en mejorar las condiciones de vida de la población y no se hace”, advierte el gremio.

Si bien esta historia no es nueva y sucede año tras año; el Gobierno no ha tenido una estrategia clara –subraya– que permita abordar este problema en un contexto de descentralización creciente.

Así de las 227 municipalidades que existen en Cajamarca y Huancavelica, los departamentos más pobres del país, 37 municipalidades han ejecutado menos de un 40%.

Si se analiza el presupuesto per cápita asignado a cada municipalidad para este año, se advierte –precisa Comex– que lo que le llega al ciudadano es poco.

“El presupuesto per cápita asignado asciende a S/ 2,730, en promedio, y oscila entre S/ 178 por persona (Municipalidad distrital de San Juan de Lurigancho, Lima) hasta S/ 87,458 (Municipalidad distrital de Yarabamba, Arequipa). No obstante, la ejecución asciende a S/ 1,291, en promedio, y varía entre S/ 91 (Municipalidad distrital de San Juan de Lurigancho) y S/ 28,247 (Municipalidad distrital de Ayauca, La Libertad)”, explica.

“Y, por ejemplo, las municipalidades de Moquegua, que son las que más presupuesto por persona reciben (S/ 5,279), son también las que menos ejecutan (50.6%). Así, podemos ver que las capacidades de ejecución son bastante heterogéneas en general, independientemente de su presupuesto”, indica.

Ante esta situación plantea focalizarse en aquellas municipalidades con mayores dificultades para ejecutar su presupuesto; de lo contrario, seguirán pasando los años y el Estado seguirá ausente en los lugares más alejados y necesitados del país.

Ante lo cual, añade que es imprescindible que se fortalezcan las capacidades de los funcionarios y, sobre todo, se atraiga el talento.

“Por ello, la Escuela Nacional de Administración Pública (ENAP) debería recibir mayor atención para que más profesionales accedan a capacitaciones en cuanto a evaluación y formulación de proyectos, priorización de inversión pública, acceso a información estratégica, etc. Asimismo, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) podría contar con un programa que, con miras al bicentenario, se focalice en las municipalidades de los distritos más pobres y con menores capacidades para acompañarlas en el proceso de inversión”, acota.

Gestión

Por admin


Déjanos tu opinión!