Así fue el voto en los distritos mineros del país

en: Minería/Noticias
El panorama del voto en los distritos que albergan las principales minas del país ofrece tendencias por destacar. En un primer análisis, se identifica una diferencia entre los distritos que concentran la cartera de proyectos de los próximos cinco años –que fueron objeto de análisis de este Diario días atrás– y aquellos que tienen minas operativas desde hace décadas. En los primeros, se observa una inclinación del voto hacia agrupaciones de izquierda como Frente Amplio o Democracia Directa; en los segundos, hacia Fuerza Popular.
 
Hay un patrón similar de votación en las regiones, así como un contraste por zonas geográficas. Keiko Fujimori gana en el norte y centro; Verónika Mendoza en el sur (Moquegua y Tacna); mientras que Gregorio Santos se impone en dos distritos de Cajamarca, región donde obtuvo la más alta votación.
 
Así fue el voto en los distritos mineros del país
Sin embargo, más allá de las tendencias geográficas, la actitud de la población ante la minería figura como el principal determinante del voto.
Esta postura responde a distintos factores como el discurso de autoridades y dirigentes regionales y locales, la eficiencia en la administración de los recursos generados por dicha actividad y los pasivos ambientales que ha dejado la actividad o la relación entre la empresa y la comunidad, según especialistas consultados por este Diario.
 
1. Líderes políticos
En referencia al accionar de los líderes políticos locales, resalta la acción de agrupaciones relacionadas con las candidaturas de izquierda. Se ve de manera especial en provincias y distritos de la zona sur y Cajamarca, de importancia tanto en distritos con proyectos nuevos como en los que hay operaciones de larga data.
 
Existe un vínculo entre autoridades provinciales y distritales con las candidaturas de Mendoza y Santos. Esto se refleja, por ejemplo, en los casos de Tía María en Arequipa y Espinar en Cusco, donde los alcaldes que organizaron movilizaciones en sus respectivas localidades pertenecían a Tierra y Dignidad, movimiento fundado por el dirigente Marco Arana, quien postuló como vicepresidente de Frente Amplio. En ambos casos, ganó Mendoza con 45%.
 
2. Ejecución del canon
En muchas ocasiones, el rechazo a la minería se origina en un pobre desempeño en la distribución de los beneficios que genera esa actividad. Por ejemplo, Cajamarca –que actualmente recibe el 10% del monto transferido por canon minero– solo ejecutó el 15% de esos recursos recibidos del 2006 al 2011. Asimismo, tiene uno de los distritos productores más pobres como Hualgayoc –donde opera Gold Fields y que solo el año pasado recibió S/9 millones por canon minero–, pero donde la pobreza supera el 60%.
 
En contraste, en distritos que han disminuido sus niveles de pobreza en grandes proporciones como Yauli (el 12% de la población es pobre actualmente) en Junín y Yarabamba (17%) en Arequipa ganó Fujimori.
 
3. Pasivos ambientales
Por último, si la actividad minera ha deteriorado de alguna manera el medio ambiente, la población es más reticente hacia la actividad. En la zona sur del país, se evidencia este punto. Un ejemplo es la contaminación por relaves mineros en la bahía tacneña de Ite por parte de Southern Perú desde 1960 hasta 1996, de acuerdo con fuentes de la propia empresa. Desde el inicio de las operaciones de Toquepala y Cuajone hasta diciembre de 1996, las concentradoras descargaban en total 785 millones de toneladas de relave enviadas aguas abajo de las operaciones por cauces secos, para ser finalmente depositadas en el mar. En Tacna, ganó Mendoza, a pesar de ser una región que se ha beneficiado económicamente con la minería.
 
—Conflictos sociales—
Esto no quiere decir que en distritos donde haya mayor apertura hacia la minería no haya conflictos sociales. Algunas veces, los reclamos persiguen principalmente un mayor acceso a los recursos que deja esa actividad. Un caso emblemático lo constituye el ‘moqueguazo’, ocurrido en junio del 2008, motivado por una disputa en la distribución de canon minero entre Tacna y Moquegua producto de las operaciones de Southern Perú.

Déjanos tu opinión!