Lun. Mar 1st, 2021

El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, supervisó el inicio de las actividades en el club zonal Sinchi Roca, en Comas, tercer lugar de administración municipal acondicionado para recibir a 1,000 ambulantes que ocupaban vías de alto tránsito en el distrito de Comas, así como a comerciantes autorizados en el espacio público del Cercado de Lima.

El recinto, ubicado en la cuadra 32 de la Av. Universitaria, abrió sus puertas a los compradores desde las 7 a.m. hasta la 1 p.m., permitiendo que los primeros 300 ambulantes reubicados comercialicen diferentes productos textiles de temporada y otros no perecibles, como audífonos, cargadores, mascarillas, zapatillas, zapatos, protectores faciales, entre otros.

“Vamos a seguir evaluando otros espacios, a fin de dar una alternativa temporal para que los comerciantes que están en la calle puedan llevar un sustento a sus casas”, manifestó el burgomaestre.

La comuna limeña implementó en el ingreso del club una zona de desinfección, con lavamanos portátiles y pediluvios para la limpieza de las suelas; asimismo, se tomó la temperatura con termómetros infrarrojos.

También se controló el aforo, que permite el ingreso de 2,000 personas, y el flujo interno para evitar las aglomeraciones. El personal de la comuna recordó al público, utilizando megáfonos, recomendaciones como mantener la distancia mínima de 1 metro, no asistir con adultos mayores o niños, entre otras.

Cabe señalar que el último sábado, el municipio limeño gestionó con el Ministerio de Salud la toma de pruebas rápidas para los primeros comerciantes que serían reubicados en este espacio temporal. Esta acción se repetirá con el resto de vendedores en los próximos días.

Asimismo, las comunas distritales de Lima norte continuarán empadronando a los ambulantes que deseen reubicarse en sus municipios, lo cual permitirá que no se generen aglomeraciones en la puerta de ingreso, ubicada en la Av. Sinchi Roca.

El alcalde Muñoz también visitó el parque alameda Las Malvinas para supervisar que se cumplan los protocolos de bioseguridad en este espacio, donde 66 comerciantes de los alrededores del conglomerado de esa zona fueron reubicados.

La Municipalidad de Lima continuará supervisando el correcto funcionamiento de estos espacios temporales, a fin de brindar lugares seguros para los comerciantes que, por necesidad, han tenido que salir a las calles.

Por admin


Déjanos tu opinión!