BCR pronostica que la inversión pública crecerá 7% durante el 2017

en: Construcción/Noticias

Retrasos en grandes proyectos de infraestructura, las complicaciones derivadas del Caso Lava Jato y los efectos del El Niño costero: los golpes que recibió la economía peruana en los primeros meses de este año llevaron al Banco Central de la Reserva (BCR) a ajustar otra vez a la baja sus proyecciones de crecimiento para este 2017.

En el caso del crecimiento del PBI, las expectativas pasaron de 3,5% en marzo, a 2,8% en el nuevo reporte de inflación del BCR, publicado ayer. El ente emisor calcula que el crecimiento de la demanda interna se situará en 2%, 1,3 puntos porcentuales menos que lo previsto en marzo, y que el crecimiento del gasto público será de 3,6%.

Julio Velarde, presidente del BCR, subrayó que la inversión pública será clave para que se registre un mayor dinamismo en la economía peruana. De acuerdo al BCR, esta crecerá 19,3% durante el segundo semestre del 2017, haciendo frente a la caída estimada para los primeros seis meses del año (-12,2%). Así, cerrará con un crecimiento esperado de 7%, menos de la mitad del 15% que tiene el MEF como estimado oficial.

Por otro lado, el BCR ya no espera un crecimiento de la inversión privada –como lo hacía su reporte de marzo y como aún estima el MEF–, sino una contracción de 1,8%. Con ello, este indicador caería por cuarto año consecutivo.

“Necesitamos ese impulso [de la inversión pública] para reactivar nuevamente el deseo de invertir del sector privado, y creemos que, debido a la situación actual en la que se encuentra la inflación, este impulso puede ser acompañado por una política monetaria más expansiva de lo que ya es ahora”, señaló el presidente del ente emisor.

REACTIVACIÓN
Para Hugo Perea, economista jefe de BBVA Research, las proyecciones del BCR en cuanto a inversión pública se alinean a las expectativas del mercado. Sin embargo, corren el riesgo de quedar por encima de la realidad. “El soporte en el gasto fiscal por las obras de rehabilitación que se llevarán a cabo tras los desastres naturales es clave para el aumento en la inversión pública, aunque el impacto más sensible de la construcción se sentiría recién en el 2018”, precisó el experto.

En tanto, Jorge González Izquierdo, economista de la Universidad del Pacífico, considera que para reactivar la economía se necesita que tanto la política fiscal como la monetaria adopten un sesgo expansivo.
“De los cuatro motores importantes de crecimiento, dos están apagados: la inversión privada y la inversión pública. Coincido con el BCR en que la inversión pública crecerá este segundo semestre, pero hay que tener en cuenta que recién se sentirán los efectos de un mayor gasto fiscal en infraestructura en el 2018 y 2019”, resaltó el economista.

PARA EL 2018
De cara al próximo año, las expectativas de crecimiento económico del BCR se situaron en 4,2%, una décima de punto porcentual mayor que en su reporte de marzo. Nuevamente, el mayor gasto público por el proceso de reconstrucción sería motor principal. Para la inversión pública, la cifra de crecimiento esperada por el ente emisor es de 15%, escenario en el que sí coincide con el MEF.

Para González Izquierdo, la proyección del BCR es razonable. “En mi opinión, el crecimiento del PBI en el 2018 también debería estar en alrededor de 4%. Las inversiones en reconstrucción se van a sentir con fuerza para esas fechas”, puntualizó.


Déjanos tu opinión!