“Hay atomización de liderazgo en el país, lo que hace difícil sacar adelante proyectos”

en: Construcción/Noticias

El sector construcción se ha visto envuelto por un contexto positivo -su recuperación, el impulso de la reconstrucción y el destrabe de proyectos-, pero también por una situación que ha puesto en alerta al país -el caso de corrupción, Lava Jato.

En entrevista con Gestión, el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), Enrique Espinosa, comentó sobre las perspectivas para el sector este año y el próximo, la opinión del gremio sobre los mecanismos para impulsar el ‘boom inmobiliario’ y cómo el caso Lava Jato afectaría la inversión.

¿Cuál será el desempeño del sector construcción en lo que queda del 2017 y hacia el 2018?

La construcción ha mostrado un punto de inflexión hacia el mes de junio y ahora estamos creciendo. Tenemos cifras interesantes que nos permitirían acabar el año con un alza de 1%.

Además, el 2018 es muy auspicioso básicamente por la inversión pública; y lo que cambiaría la aguja hacia el año 2019 sería la inversión privada. Vemos los próximos dos años con expectativa.

¿Cómo avizoran el 2018?

El sector debería crecer por encima del PBI nacional. Eventualmente duplicándolo. Esto es muy necesario para un país con un atraso de infraestructura tan grande. Los factores económicos están bien planteados y debería de continuar la tendencia de crecimiento. Pero si los factores políticos empiezan a alterarse, a variar o comienzan a tener un nivel de tensión similar a la que hemos vivido en la primera etapa del Gobierno actual, podría afectar el alza.

¿Cuál sería una tasa de crecimiento óptima para el sector?

Siendo este un país con carencias, apuntar a una tasa óptima es innecesario. Lo importante es ser coherente con lo que queremos. Capeco le viene pidiendo al país, al Estado, que defina planes. En el caso de infraestructura, que haya un plan de infraestructura nacional. En vivienda, que tengamos un plan coherente de vivienda.

¿Han conversado con el Gobierno respecto a estos planes?

Creo que tenemos dos ministros (de Vivienda y de Transportes) muy capaces que están absolutamente en control de su cartera. La cámara tiene cercanía con el ministro de Vivienda, Carlos Bruce, no tanto con el ministro de Transportes, Bruno Giuffra. Nos gustaría que también con el ministro Giuffra podamos tenerla. Le hemos pedido al MTC tener algo similar a lo que tenemos con Vivienda: una comisión consultiva.

¿Cuándo prevé dejaría de influir el efecto estadístico (el año pasado el sector cayó 3.1%) para dar paso a un alza sostenida?

El próximo año aún estará inmerso en el rebote estadístico. Las políticas que se den el próximo año hacia el 2021 son lo que realmente va a significar el vigor de la industria.

¿La recuperación del sector construcción ya se siente en el ciudadano de a pie?

Con pena, no. Poder tener expedientes de obra y poder llegar a una contratación es donde estamos entrampados. Si eso se lo hemos delegado a los gobiernos regionales o a los municipios provinciales, tenemos un problema de ejecución.

Por ejemplo, a la Reconstrucción con Cambios se le dotó de un equipo, se le dotó de un presupuesto, pero no se le dotó de la capacidad ejecutiva de poder contratar. Cuando todo esto tiene que bajar y atomizarse en los más de 1,800 municipios, el resultado va a llegar, pero no va a la velocidad que quiere el ciudadano.

Reconstrucción

El impulso del sector construcción estará sobre la base -en parte- de la reconstrucción. ¿Está yendo a un buen ritmo?

Muchas tareas que son de mantenimiento, o tareas de hacer país todos los días, se han enmarcado o se han etiquetado bajo un producto comercial que se llama reconstrucción. Y con pena nos damos cuenta, ocho meses después, que gestionar el Estado es muy difícil porque hay tal atomización de la estructura de Gobierno o de liderazgo en este país, que hace que sacar adelante este tipo de proyectos sea mucho más difícil de lo que los políticos quieren o creen que se puede hacer.

Con el cambio del director de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, se estimaba un retraso de seis meses en las obras. ¿Han evaluado esto?

Sí hay ese retraso y sí podría influir de una manera negativa, pero creemos en la capacidad de este Gobierno de superar el problema y confiamos en que los ministros de las carteras van a superar sus problemas.

¿Qué otros factores estarían retrasando la reconstrucción?

El Estado tiene que encontrar un mecanismo por el cual ayude a las autoridades subnacionales a tener procesos de contratación más transparentes y que sean ágiles para que el ciudadano pueda tener calidad en el servicio en breve.

Corrupción

El Poder Judicial dictó prisión preventiva a cuatro directivos de empresas exsocias de Odebrecht. ¿Estas empresas siguen formando parte de Capeco?

Yo lo que tengo que preocuparme en la cámara, y lo he hecho desde el primer día que he tomado esta posición como presidente en el mes de junio de este año, es que haya herramientas de control.

El presidente anterior, con mucho esfuerzo, logró que cambiásemos el código y el reglamento de ética de la cámara. Se estableció un reglamento de ética que tiene una doble instancia. Se establecieron una serie de mecanismos para que haya una buena gobernanza.

Si yo no respeto el estatuto, yo no respeto el código de ética, estamos yendo en contra de lo que le estamos pidiendo al país, que haya institucionalidad. Si no hay institucionalidad no hay nada, no hay futuro.

Entonces, ¿en qué situación están estas empresas dentro del gremio?

En este momento la cámara viene aplicando lo que dice el código de ética. Es todo lo que puedo decir. La cámara hace seis meses que viene siguiendo lo que dice su código de ética para con estas tres empresas.

Aun cuando no hay sentencia, son empresas que están siendo investigadas…

La prisión preventiva responde más a la necesidad de un show mediático que algo verdaderamente efectivo. Yo creo que es desproporcionado. Es curioso que haya presidentes regionales que participan de la ejecución de justicia en libertad, y eventualmente, les priven de su libertad a estos cuatro empresarios que han suministrado hasta sus pasaportes. Hay el objetivo mediático de verlos esposados.

¿Se generaría ruido en el sector construcción?

Muchísimo ruido porque lo que no podemos olvidarnos es que las empresas están conformadas no solamente por dueños o directores, sino por profesionales, obreros, secretarias, administradores que no tienen la culpa. Nos olvidamos con frecuencia de las personas. Por otro lado, otra de las preocupaciones grandes que tiene la cámara es que esto puede generar el corte de la cadena de pago. La cámara quiere que se investigue a fondo esto, pero que no sea un circo ni político ni de intereses.

¿Se afectarían las inversiones?

En el mediano y en el largo plazo va a afectar. El daño, si el objetivo es ir en contra de la corrupción, hay mecanismos como lograrlo. Si el objetivo es hacer un show mediático, hay mecanismos también.

¿Se ajustarían a la baja las proyecciones para la construcción?

Te lo respondo con ejemplos. He escuchado a más de un político decir que si se caen las empresas grandes, vendrán las medianas. Y qué pasa si las medianas no pueden. Entonces, alegan que vendrán las extranjeras. Qué extranjero serio va a querer venir al Perú cuando no hay justicia, cuando la justicia no llega diligentemente. ¿Eso es lo que queremos como país?


Déjanos tu opinión!